Kilómetro Cero, Castillo de Chapultepec

castillo_chapultepec_ciudad_de_mexico

Numerosos jefes de estado, arquitectos, artistas y científicos han construido la historia del Castillo de Chapultepec, desde sus alturas se puede ser testigo de la transformación de la ciudad y de la historia de un país.

Sobre un teocalli en honor al dios Tláloc se manda construir, en el cerro del chapulín, la casa de verano del virrey Bernardo Gálvez, hacia 1785, tras la muerte del virrey su sucesor Juan Vicente Güemes Pacheco trató de hacerlo Archivo General del Reino de la Nueva España, proyecto que no se vio concretado. Durante un breve período de tiempo las puertas, ventanas, vitrales y herrería fueron vendidas para recuperar algo de la inversión, cosa que Von Humboldt, tras su visita en el valle lamentaría, allá por el año de 1803.

nino
Niños Héroes

Tras un nacimiento incierto del castillo el ayuntamiento de la ciudad decide comprar el inmueble en el año de 1806, sin embargo sus peripecias apenas comenzaban… pues unos años después sería abandonado de nuevo, esta ocasión a causa de la guerra de independencia,  que aún tras ser  finalizada no fue sino hasta 1833 que vuelve a funciones, esta vez como el Colegio Militar, célebre por sus “niños héroes”, que en 1847 encararon sin éxito la invasión norteamericana entre el 12 y el 13 de septiembre.

 

Con la llegada del segundo imperio en 1864 el alcázar pasaría a llamarse Castillo de Miravalle, desde donde Maximiliano, pero sobre todo Carlota llevaría las riendas de la ciudad, mandado entre otras cosas la construcción del Paseo de la Emperatriz, hoy Paseo de la Reforma (en una clara reivindicación republicana), que conecta el castillo con el centro de la ciudad. Durante este período las remodelaciones le darán un aspecto más moderno.

250px-charlotte_empress_of_mexico
Carlota, Emperatriz de México

En contraste con el período Habsburgo, el republicano Benito Juárez sólo lo habitaría una noche, para tomar protesta y después trasladar la residencia oficial a Palacio Nacional, 14 de Julio de 1867. De nuevo el castillo cayó en desuso, hasta que un decreto de 1876 lo convirtió en el primer observatorio de México, entró en funciones dos años después, para que en 1883 fuera mudado a la antigua casa de reposo del que fuera arzobispo y virrey Juan de Palafox y Mendoza (1600-1659), que se encuentra en Tacubaya.

Mientras tanto el castillo estaba siendo preparado para servir de residencia oficial y de colegio  militar nuevamente, estas obras fueron realizadas durante el mandato de Manuel Gonzáles Flores, desde entonces sería residencia oficial hasta 1939 año en que el general Lázaro Cárdenas decreta el recinto como Museo Nacional de Historia, tras mudar las colecciones del antiguo Museo de Arqueología, Historia y Etnografía, y ser declarado monumento histórico, fue abierto al público en el año de 1944.

 

descarga
General Lázaro Cárdenas

El único Castillo Real de América, se posa emblemáticamente sobre los restos de una civilización prehispánica, como emblemático es el valle de México y el águila que devora la serpiente, el castillo es hoy en día un símbolo de historia y de futuro, un libro de piedra y bosque.616218_contaminacion-valle-de-mexico

Diego Medina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s